La subsecretaria de Políticas Sociales dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, arquitecta Alejandra Urdampilleta, brindó precisiones sobre las normativas vigentes y una medida que se adoptó relacionada con las personas con discapacidad y la posibilidad de acceder a una obra de teatro u espectáculo que se realice durante el verano en Mar del Plata.


La funcionaria municipal indicó que hacía diez días que venían trabajando en este tema y se reunieron con el Consejo Municipal del Discapacitado para tratar los inconvenientes que se habían suscitado este verano.


Urdampilleta informó que se resolvió modificar la metodología que se venía aplicando donde las personas con discapacidad debían dirigirse con su carnet hasta la Dirección de Discapacidad, ubicada en la calle 25 de Mayo, para retirar entradas.


“Advertida esta situación iniciamos algunas conversaciones con organismos como la Oficina contra la Discriminación y nos pareció necesario modificar esta situación porque no beneficiaba ni al municipio ni a las personas con discapacidad”, explicó.


La ex titular del PAMI señaló que la ordenanza que indica que las personas que requieran asistencia de un tercero pagan una única entrada. “El espíritu de la ordenanza redactada en 2001 era que la persona que necesitaba del acompañamiento de otra, esa persona no paga, pero hay que resaltar que el discapacitado paga entrada“, indicó.


De esta manera, la normativa vigente establece que, en el caso de una persona con discapacidad que se moviliza sola, no tiene derecho de ingresar a un espectáculo si no paga la entrada. “Estaba en el imaginario colectivo que cualquier persona con discapacidad tenía acceso gratuito, esto puede ser discutido, pero la ordenanza actual indica lo contrario”, declaró la funcionaria.


Vale señalar que la normativa se aplica a los espectáculos privados, no así a los que organiza el municipio o la provincia, donde las personas con discapacidad ingresan gratis.


Urdampilleta reconoció que iniciaron conversaciones con presidentes de bloques de concejales para tratar durante el año de perfeccionar o elaborar una nueva ordenanza, pero mientras tanto deben regirse de la que existe.


Sin embargo, se estipuló que en las boleterías de cada teatro deberán pedirle a la persona con discapacidad el único certificado que tienen, ya sea expedido por nación o provincia y que acredita la discapacidad para que puedan acceder a una entrada y de esa manera no deben tramitar ningún otro certificado ante el municipio.


Con respecto al compromiso que deben asumir las compañías teatrales, Urdampilleta precisó que deberán reservar por función cuatro lugares y a partir de esta temporada los empresarios deberán exhibir la ordenanza en sus boletería y presentar ante el municipio la fotocopia de los certificados que las personas entreguen.


Por: Gonzalo Patrone


PUNTONOTICIAS