????????????????????????????????????

Como broche de oro de la XXXIV Fiesta Nacional de los Pescadores, este domingo se llevó a cabo la Procesión de San Salvador, presidida por el obispo Antonio Marino, donde cientos de fieles acompañaron la imagen del patrono de los pescadores y la virgen María por las calles del Puerto.

A las 15.30 la procesión partió de la Parroquia la Sagrada Familia y San Luis Orione. Allí los fieles se congregaron para llevar la imagen de San Salvador y la Virgen hacia la Banquina, sin antes dejar de pasar por la Prefectura Naval Mar del Plata y el Monumento al Pescador.

Participaron autoridades de Prefectura Naval, de la Sociedad de Patrones, fuerzas vivas, y la Reina de los Pescadores, Miranda Facio, y sus princesas Agustina Vidaurre y Paloma García.

Cerca de las 16.45 arribaron a la Banquina, donde cientos de marplatenses y turistas se dispusieron a celebrar la gran fiesta.

La Virgen fue subida a la lancha “El príncipe Azul”, mientras que San Salvador fue en la embarcación “Don Franco”, donde Monseñor Marino bendijo las aguas y oraron por los fallecidos en el mar. Además se arrojaron ofrendas florales.

Finalmente, el tenor Alejandro Brunengo deleitó a todos con canciones como el “Ave María” y “O sole Mio”. Luego cantó la señora Teresa, integrante del Coro del Santuario Jesús Misericordioso.

????????????????????????????????????
Monseñor Marino

EL DISCURSO DEL OBISPO

Monseñor Antonio Marino inició su discurso felicitando a la comunidad pesquera por mantener la tradición inaugurada hace 88 años por el padre José Dutto, ya que consideró que hacerlo no significa una cuestión de nostalgia, “sino un momento de inspiración que brinda un nuevo impulso para iluminar el presente con sus problemas y abrir un horizonte de esperanza hacia el futuro”.

El Obispo hizo hincapié en la situación actual del sector: “Hoy estamos ante una situación difícil de ocultar: el deterioro del Puerto es manifiesto, mientras que un elemental análisis de las causas, resulta claro que podemos hablar de indiferencia hacia este sector de la economía”.

“Los esfuerzos aunados de los distintos actores de la actividad pesquera, no pueden ser suficientes para encontrar caminos de solución a los problemas crónicos que la afectan. La situación actual reclama el planeamiento de políticas públicas a cargo de las autoridades nacionales y provinciales, que favorezcan de manera decidida esta actividad que es vital en la economía de la región”, enfatizó el prelado.

En ese aspecto agregó que a nadie escapa que la pesca “dinamiza muchas actividades, es generadora de trabajo y de ella depende el bienestar o la penuria de muchos trabajadores”. Pero sostuvo que “con tristeza debemos decir que desde hace años debemos decir que Mar del Plata tiene los índices de desocupación más altos del país”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: