Un panorama económico menos benévolo afectó a las ventas de los comercios al por menor, de acuerdo con CAME.

Las ventas minoristas comenzaron el año a la baja, al retroceder un 2,3% en enero respecto de igual mes de 2015, alertó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Con la caída de enero, un mes en el que los precios de la economía doméstica registraron una estampida -principalmente en alimentos y bebidas-, el consumo cortó con una racha de trece meses consecutivos con tendencia alcista.

CAME indicó que dos factores pueden explicar el retroceso: por un lado, el menor poder adquisitivo de muchas familias frente a la caída de la demanda de empleo y, por otro, la aceleración de precios registrada desde fines de noviembre en muchos bienes y servicios.

Sostuvo, además, que la presencia de turistas en Brasil y Chile, donde Migraciones registró un 30% más de argentinos que el año pasado, provocó un menor consumo especialmente en las ciudades de veraneo.

Según el estudio, el 85% de los rubros sondeados finalizaron enero en baja.

Algunos de los sectores más golpeados en el mes fueron Electrodomésticos y Artículos Electrónicos, con una caída interanual de 4,8% en las cantidades vendidas; Alimentos y bebidas, con una baja de 2,5%; Indumentaria con un retroceso de 2,7%, y Marroquinería con un 4,5%.

“El programa Ahora 12, los descuentos ofrecidos por algunas tarjetas de crédito, y las promociones que lanzaron muchos comercios para darle fluidez a la venta ayudaron a contener la caída. Pero no alcanzó, porque muchas familias se encontraron sin liquidez y con sus tarjetas sin límite”, estimó la entidad.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: