El 45,24% de los repartidores y mensajeros marplatenses se encuentran sin registrar. La marca, que supera en doce puntos porcentuales la media nacional, surgió de un relevamiento realizado por la Organización de Mensajeros y Cadetes de Mar del Plata, durante los meses de abril y mayo de 2015.

El trabajo en negro es una de las principales problemáticas que afecta a los sectores populares, y en Mar del Plata, son muchos los trabajadores que atraviesan situaciones de informalidad.

El relevamiento, que abarca una parte significativa del sector de comercios que ofrecen servicio de entrega a domicilio, revela que de un total de 210 puestos de trabajo, distribuidos en 106 establecimientos, 95 trabajadores se encuentran sin registrar, es decir, un 45,24% de los trabajadores de la actividad está en negro.

Si bien el sondeo no alcanza a la totalidad del mercado, desde la entidad gremial destacaron que “es lo suficientemente representativo como para brindar una estimación fehaciente sobre la realidad que los trabajadores/as del sector privado sufrimos a diario, producto de la irresponsabilidad de las patronales, quienes evaden impuestos en perjuicio del bienestar de los trabajadores y el Estado”.

A su vez, entre los registrados como entre los no registrados, señalaron que se presentan diversas problemáticas, desde falta de aguinaldo o vacaciones pagas, o irregularidades en la registración, hasta situaciones de mayor vulnerabilidad como sueldo a comisión o carencia de alimentación.

“Desde la Organización Sindical de Mensajeros y Cadetes MdP responsabilizamos a las patronales por su falta de compromiso social y fomento de la precarización laboral sin más objeto que el de priorizar sus ingresos, al tiempo que exigimos la inmediata profundización de las políticas de inspección laboral y promoción del empleo registrado llevadas a cabo desde el Estado Nacional”, expresaron.

Además, consignaron que, independientemente de la registración laboral, “somos conscientes de las necesidades que hoy no son reconocidas por los empleadores, producto de la ausencia de un Sindicato y un Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) propio de la actividad”.

“Es por esto que con el aval de más de 100 trabajadores, nos encontramos tramitando la inscripción gremial que nos permitirá establecer un reglamento acorde al trabajo que desempeñamos, con el objetivo de que el mismo sea reconocido por el Estado y las patronales, principales responsables de la degradación de los derechos laborales a la que a diario nos vemos sometidos”, concluyeron.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: