La Juventud Rebelde y el Espacio de Derechos Humanos del Movimiento Patria Grande organizaron la Primer Jornada “Contra la violencia institucional y por el derecho a tener derechos” que tuvo lugar, el sábado pasado, en el Centro Integrador Comunitario del Barrio el Martillo.

Eduardo Layús, del Espacio de Derechos Humanos, explicó que el objetivo de la misma fue “poder generar consenso y visibilizar la estigmatización, violencia y discriminación que padecen muchos jóvenes de barrios humildes, que son perseguidos por las formas de vestir o música que escuchan, cuando en realidad comparten las mismas dificultades que otros jóvenes para acceder a la educación, el trabajo y la salud.”

Gonzalo, que vive en el Barrio 15 de Enero y es parte de la Juventud Rebelde, reflexionó respecto de la estigmatización: “nosotros y nosotras, los pibes de barrios pobres, nos sentimos discriminados, cuando vamos para lugares céntricos de la ciudad nos miran mal o la policía nos detiene por la cara”.

“Nosotros entendemos que tenemos los mismos derechos que todos, porque nuestra forma de vestirnos o el barrio del que somos no es un delito. Por eso vamos a seguir haciendo estas jornadas de difusión por distintos Barrios”, agregó.

De la actividad también formó parte la Mesa de Gestión del Centro Integrador Comunitario, y mientras pintaban el mural de Luciano Arruga, en la calle se transmitió el programa radial de Villa Evita “El pueblo se hace escuchar”, en la plaza se hizo un taller sobre violencia institucional, en el CIC actividades para niños y niñas por el espacio de educación popular El Rondon y el cierre fue al ritmo de la murga “Los Únicos del Martillo”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: