El presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ciano, presentó un proyecto de ordenanza mediante el cual se prohibirá fumar a menos de ocho metros de todos los espacios públicos y privados al aire libre destinados al juego y la recreación de niños y niñas.

La norma considera como tales a juegos y areneros ubicados en plazas y parques, carruseles, playones deportivos y escenarios deportivos donde practiquen deportes menores de 18 años.

De acuerdo a lo señalado, la iniciativa se inscribe en el marco de las políticas para construir una ciudad saludable que viene impulsando el gobierno del intendente Gustavo Pulti, a través de la secretaría de Salud que conduce Alejandro Cristaldi y continúa la línea que la imprimió el ex secretario ya ahora concejal Alejandro Ferro.

Entre ellas, Ciano mencionó al corredor saludable, las esquinas saludables y a los cinco natatorios con polideportivo que se están construyendo en distintos barrios. Y al curso para dejar de fumar que la municipalidad brindará a partir de este 1º de junio en el teatro Colon.

Entre los fundamentos de la iniciativa, Ciano explicó que “según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores y cada año mueren casi 6 millones de personas por esta causa de las cuales más de 600 000 son no fumadores pero están expuestos al humo de tabaco ajeno”.

“En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Casi la mitad de los niños respiran normalmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos”, dijo.

En ese sentido, el titular del Concejo manifestó que “todas las personas deberían respirar aire sin humo. Tal como pasó con la ordenanza 20104 que prohibió fumar en espacios públicos cerrados de nuestra ciudad, las leyes contra el humo protegen la salud de los no fumadores, son bien acogidas y animan a los fumadores a dejar de fumar”.

Con respecto a los espacios de juegos de niños, expresó que “además del humo que los chicos respiran, otro de los problemas es la gran cantidad de colillas de cigarrillo que quedan tiradas”.

El director regional de control tabáquico de la Unión Europea indicó que constituyen la principal fuente de envenenamiento accidental en menores de 6 años. En bebés o niños pequeños una cantidad mínima de nicotina causa náuseas y vómitos y dosis mayores provocan debilidad, convulsiones o crisis respiratorias que pueden ser mortales.

Además, los chicos pueden llevarse las colillas a la boca. “La colilla no sólo contiene lo peor del cigarrillo, sino que es una fuente de gérmenes al contener la saliva del fumador“.

Entre 2006 y 2008, en Estados Unidos hubo más de 13 mil chicos menores de seis años que padecieron intoxicaciones accidentales por productos del tabaco. En California hay normas que prohíben fumar a 7,62 metro de areneros y áreas de juego de niños en parques.

La sanción que estipula el proyecto a quienes incumplan la ordenanza la establecerá el Departamento Ejecutivo aunque se podría tratar de cursos que informen y concienticen acerca de lo nocivo del tabaco.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: