La empresa de transporte de pasajeros Costa Azul (línea 221) se transformó con el paso del tiempo en una de las más conflictivas y que más reclamos surgen por parte de los usuarios.

Ahora, el foco de conflicto se dio porque la empresa decidió no entrar a los barrios La Serena y San Patricio alegando que por el estado de las calles los colectivos no pueden transitar.

Ante esta situación, el Defensor del Pueblo, Walter Rodríguez, solicitó al director Provincial de Transporte que indique si la medida tomada por la empresa tiene sustento legal.

A su vez, envió copia de la solicitud al representante de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Edgardo Alabart, para que también intervenga.

Rodríguez expresó su preocupación. “No es la primera vez que la empresa toma medidas de estas características que afectan a los vecinos que todos los días deben movilizarse para ir a trabajar o hacer sus actividades y a los turistas que se encuentran alojados en estos barrios”, expresó.

En la Defensoría del Pueblo se han recibido denuncias de vecinos acerca de esta situación que se da periódicamente y afecta su calidad de vida.

El Defensor del Pueblo también indicó que se ha hecho el reclamo correspondiente a las autoridades municipales responsables del estado de las calles por donde debe circular el colectivo en La Serena y en San Patricio.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: