Autoridades y miembros de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera se reunieron con el director de Control de la Actividad Pesquera de la provincia de Buenos Aires, Daniel Sosa, para plantear inquietudes sobre la próxima zafra de corvina en aguas de la zona de General Lavalle y establecer condiciones de capturas que garanticen actividad al sector sin poner en riesgo el recurso.

Ambos sectores coinciden en la necesidad de evitar la captura de juveniles para preservar la especie y una inminente prospección que aporte mayores precisiones a fin de determinar el momento más propicio para que las embarcaciones comiencen a pescar en la jurisdicción. “Es un tema del cual nos venimos ocupando y en el que pondrá especial esfuerzo con presencia de inspectores y controles estrictos y permanentes”, aseguró Sosa.

Resaltó que durante la temporada anterior de corvina los operativos realizados por la Dirección de Control de Actividad Pesqueras derivaron en multas para 14 barcos en infracción y decomiso de camiones con materia prima que incluía corvina negra, especie que tiene prohibida su captura y comercialización.

En tal sentido recordó que el ministro de Asuntos Agrarios bonaerenses, Alejandro Rodríguez, y el director de Pesca, José Gil de Muro, ya dispusieron el alquiler de una vivienda en General Lavalle para que se instalen allí los inspectores a efectos de supervisar el desarrollo de la próxima campaña, que comenzará cuando transcurra el segundo semestre del año.

“Como ya ocurrió en la temporada anterior, estamos haciendo un trabajo muy riguroso con esta nueva zafra porque resulta imprescindible cuidar el recurso”, señaló Sosa y resaltó que un un momento difícil para el puerto local “la pesca de corvina es una alternativa importante para un lote de armadores marplatenses y toda la mano de obra que generan”.

Mariano Retrivi, miembro de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, planteó que invitaron a Sosa para comunicarle la preocupación que existe en el sector por la captura de ejemplares juveniles en la desembocadura del Río Salado, donde durante todo el año operan pescadores residentes en esa zona.

Sosa convocó a esta entidad a que este año acompañe y sea parte de la próxima prospección, que se realizaría a fines de este mes, para determinar el estado de la especie y la fecha estimada en que las embarcaciones marplatenses podrían comenzar a operar en la costa norte bonaerense. “Queremos que la pesca la podamos ejercer entre todos y también que la cuidemos entre todos”, dijo en referencia a la necesidad de igualar oportunidades y condiciones con sus pares que están allí todo el año.

“Si hay que esperar un poco más para el inicio de la zafra se espera, pero tenemos que esperar todos por igual”, le planteó a Sosa, que brindó información sobre la prospección que está en marcha y garantías de controles exhaustivos y permanentes en la zona.

“Estamos muy comprometidos y con el ministro hace tiempo que estamos abocados a este tema”, aclaró el funcionario.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: