Esta vez la sucursal siniestrada fue la ubicada en la esquina de San Juan y San Martín. En lo que va del año, los encargados de la firma ya perdieron la cuenta de los robos que han sufrido.

A raíz de la cantidad de robos que este local ha padecido en los últimos años con la modalidad empleada por los delincuentes de ingresar con un vehículo, el municipio autorizó la colocación de pilotes de hierro en la ochava.

Sin embargo, los malvivientes se las ingeniaron para emplear el mismo método y romper una de las vidrieras que da sobre calle San Martín con un automóvil.

Alrededor de las 5 de la mañana, y de acuerdo a las marcas que el rodado dejó sobre la vereda, los delincuentes habrían subido a la vereda, por calle San Martín, unos diez metros antes de la esquina.

Tras varios intentos, lograron romper el doble blindex y la reja para apoderarse de indumentaria deportiva y darse a la fuga.

En declaraciones a Radio Brisas (FM 98.5), el encargado de la sucursal remarcó que tomaron todas las medidas de seguridad que están al alcance, pero los robos no cesan.

En esa esquina no hay cámaras de seguridad del municipio ni tampoco se observa presencia policial, a sabiendas que los hechos delictivos se registran habitualmente entre las 4.30 y 5 de la madrugada.

Un dato llamativo fue que desde que se activó la alarma, a las 5 de la mañana, y haber alertado al 911, ningún patrullero había llegado hasta el lugar tres horas después de consumado el robo.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: