Los combustibles de la petrolera estatal YPF aumentaron un 1,3 por ciento y acumularon así el sexto incremento en lo que va del año, con lo que llegaron al 7 % promedio, a pesar de los deprimidos precios del crudo a nivel internacional.

Si bien el aumento golpeará al bolsillo de los consumidores, se observa una fuerte desaceleración en el ritmo de suba respecto de los últimos años: en 2014, los combustibles habían subido 29 % entre enero y julio, y 41 % en los últimos doce meses.

Las empresas Shell, Petrobras, Oil y Axion aumentarían sus precios en el mismo porcentaje en las próximas horas dado que el alza fue autorizado por el gobierno de Cristina Kirchner para todas las compañías.

El incremento será entonces en todo el país para todas las empresas y se verá reflejado en los surtidores entre hoy y las primeras horas de mañana.

En enero, y ante el sostenido descenso del precio internacional del petróleo, el gobierno había acordado con las petroleras y los sindicatos del sector un descenso en el precio de los combustibles del 5 por ciento, para sostener la actividad y los empleos.

Sin embargo, a partir de febrero los precios retomaron la senda alcista que, con la implementada ahora en julio, acumula el 7 por ciento de incremento. (NA)

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: