Tal como se había anunciado, empezó la primera etapa de concientización, e información del Programa Municipal de Desarme. Esta instancia implica la realización de talleres de trabajo. El 22 de junio, se iniciará la recolección de armas.

El primer taller, coordinado por el Municipio, el Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) y el Registro Nacional de Armas (RENAR), se llevó a cabo en la sede de la Asociación Vecinal de Fomento El Martillo.

En este marco, el intendente Gustavo Pulti estuvo presente, y aseguró: “sacando de circulación armas de fuego contribuimos a una cultura de la convivencia, a buscar nuevos modos de entendernos y a seguir trabajando en resolver los conflictos de una manera pacífica. Más de 100 personas fallecieron por problemas interpersonales y el uso de armas de fuego. Debemos apostar a otras normas de trato social”.

Asimismo, Pulti, afirmó que “es probable que un vecino me diga que el arma de fuego la tiene por si viene alguien a atacar a su familia. A ese vecino, que viene con la mejor intención, le diría ‘Si yo me compro guantes de boxeo, ¿voy a pelear como Mayweather?”, y la respuesta es no. Dejemos las armas de fuego en manos de aquellos que las saben usar, los que están entrenados y legitimados por el Estado”, subrayó.

En este sentido, el jefe comunal invitó a los vecinos a que “seamos una ciudad récord en la Argentina en cuanto a recolección de armas. Saquemos armas de Mar del Plata y pongamos más violines, más gimnasios, más centros de capacitación, más proyectos deportivos, más vecinos en los espacios públicos como en los festejos del 25 de Mayo.

Finalmente el intendente local aseguró “si el camino fuera que cada uno tuviese un arma, no vamos a ningún lado, sólo tendremos menos convivencia y más violencia. Nosotros vamos por un camino de pacificación”.

El Secretario de Seguridad, Rodolfo Manino Iriart, declaró que “es necesario que tengamos en cuenta hacia dónde vamos, y la peor estrategia de defensa es tener un arma. También se está haciendo un trabajo intenso para que quienes tengan un arma y la utilicen como herramienta para cometer delitos deba rendir cuentas a la Justicia”.

Por su parte, el coordinador del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, Martín Angeroza,  comentó que “la política del desarme incluye la destrucción de los expedientes de los depósitos judiciales. Esto también evita que las armas que terminan en las causas penales alimenten el mercado ilegal. Si a las 170 mil armas que se han destruido por ser entregadas de manera voluntaria sumamos las que se destruyeron en depósitos judiciales, el total de armas destruidas en la Argentina desde 2007 hasta ahora se aproxima a las 30.000”.

Por último, Angeroza aseveró: “No hay ningún Gobierno en la historia argentina que haya retirado de circulación tanta cantidad de armas. Un arma puede llegar a matar muchas personas. El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas ha sido un sustento y un éxito en todo el país”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: