Los jueces Víctor Bianco, Elvio Osores Soler y Luis Imas juzgarán, a partir de este lunes 8 de junio, a diez civiles y un militar retirado que formaban parte, en los años previos al Golpe Militar, de la agrupación de ultraderecha CNU (Concentración Nacional Universitaria), encabezada por el ex fiscal Gustavo Modesto Demarchi. Se prevé la declaración de más de 180 testigos.

En la audiencia preliminar celebrada el lunes 1 de junio, el Ministerio Público Fiscal se opuso a que el acusado de ser jefe en el delito de asociación ilícita y coautor de homicidios calificados ejerza su propia defensa e interrogue a las víctimas.

Durante el juicio se juzgará por asociación ilícita a unos, y a otros como ideólogos y asesinos de estudiantes, profesores y profesionales, a Juan Pedro Asaro y Raúl Arturo Viglizzo, representados por Horacio Insanti; Juan Carlos Asaro y Luis Roberto Coronel, defendidos por Andrés Barbieri; Raúl Rogelio Moleón, representado por Martín Morillas; Mario Ernesto Durquet, Fernando Alberto Otero, Roberto Justel y Marcelo Arenaza, representados por los defensores oficiales Paula Muniagurría y José Galan; y a Gustavo Modesto Demarchi y José Luis Granel, quienes ejercerán su propia defensa.

Para el debate oral y público se ordenó el traslado de Demarchi, Moleón y Viglizzo -quienes se encuentran detenidos en Marcos Paz- y de Otero –quien está alojado en la Unidad 31 de San Nicolás- una semana antes del juicio y hasta su finalización al Penal 44 de Batán, donde ya se encuentran Juan Pedro Asaro y Durquet.

Acá no va a concurrir ninguna víctima”. Con estas palabras, Gustavo Modesto Demarchi, acusado de liderar la organización de ultraderecha CNU, brazo local de la Triple A, e imputado como jefe en el delito de asociación ilícita y coautor de cinco homicidios –siendo entonces fiscal-, contestó parte del planteo realizado por el Ministerio Público Fiscal, que entendió que la autodefensa pondría en situación de “revictimización” a las víctimas que acudan como testigos. Para el exfiscal, las únicas víctimas son las ocho personas asesinadas en 1975.

De acuerdo a la elevación a juicio, Demarchi “deberá responder como jefe u organizador en el delito de asociación ilícita, y como coautor de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más partícipes, hechos que concurren materialmente entre sí”. Con ello, hace referencia a los asesinatos de Enrique Elizagaray, Guillermo Enrique Videla, Jorge Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla y Bernardo Goldemberg, cometidos en la madrugada del 21 de marzo de 1975.

Además, está acusado de privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y homicidio calificado por el concurso de dos o más partícipes cometidos en perjuicio de María del Carmen Maggi”, quien era decana de la Facultad de Humanidades y secretaria general de la Universidad Católica.

Gustavo Demarchi era fiscal al momento de los hechos. En 2011, fue detenido por Interpol en Bogotá, Colombia, luego de permanecer prófugo desde noviembre de 2010.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: