Las principales cámaras empresarias de la industria pesquera marplatense dieron a conocer un preocupante documento dirigido a las autoridades nacionales, provinciales y municipales con el objeto de alertar sobre la crítica situación que viene atravesando la actividad pesquera.

Tras aclarar que la pesca argentina es un sector netamente exportador y no formador de precios internacionales, los empresarios señalaron que el núcleo de todos los problemas lo constituye el aumento incesante de costos que sufre la industria frente a un tipo de cambio atrasado y precios internacionales que ya no es posible seguir subiendo.

A modo de ejemplo, precisaron que los costos del sector en el último año han tenido un aumento superior al 30 por ciento contra un incremento del tipo de cambio menor al 10 por ciento.

“En los últimos 5 años comenzamos a alertar, primero, sobre la pérdida de rentabilidad y luego sobre la situación de quebranto de muchos procesos productivos como por ejemplo la captura de barcos fresqueros, el fileteado en tierra de merluza y especies costeras, la salazón de anchoítas, etc”, explicaron las cámaras empresarias.

Ante lo descripto, aseveraron que en todo este tiempo han cerrado más de una decena de empresas dejando sin un ingreso genuino a más de 1500 familias. “Esto sin contar las cientos de pequeñas empresas de servicios que integran el sector. Y en las próximas semanas estas listas pueden crecer”, advirtieron.

Con este panorama, dejaron en claro que “ya no es necesario alertar sobre la crisis, puesto que la misma se ve en las calles del puerto”.

En los últimos años se sucedieron reuniones multisectoriales de empresarios y sindicatos con autoridades nacionales, provinciales, de AFIP y municipales, “responsables también de la actual crisis que atraviesa el sector y con quienes lamentablemente no hubo soluciones y por ello seguimos pagando derechos por productos que se exportan a pérdida, se paga el combustible al precio de surtidor, siguen las demoras en las devoluciones de impuestos y no hay medidas de apoyo al sector para el agregado de mano de obra”.

De este modo el paso del tiempo va agravando los problemas, lo cual repercute en los niveles de actividad, el empleo y la cadena de pagos, en la menor actividad de los barcos y en el índice de desocupación de Mar del Plata”, sentenciaron los empresarios de la pesca.

Tras aclarar que este diagnóstico está despojado de cualquier intencionalidad partidaria, insistieron en remarcar que “de seguir así el goteo que va dejando en el camino puestos de trabajo y también de empresas, seguirá profundizándose hasta lograr un nuevo punto de equilibrio con un sector pesquero que será una mínima expresión del que supo ser”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: