El director general de Tránsito, Miguel Grassi Muñoz, se encuentra en Capital Federal gestionando nuevos elementos de trabajo que permitirán un mejor funcionamiento del área, y confirmó la incorporación de cinco alcoholímetros de última generación.

También 9.000 boquillas para realizar los correspondientes controles de alcoholemia y 100 chalecos refractarios.

Cabe recordar que, Tránsito contaba desde la llegada de la administración Arroyo con apenas un alcoholímetro el cual se rompió la semana pasada y esto imposibilitó que se pudieran realizar operativos de alcoholemia durante el fin de semana largo.

En la sede de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dependiente del Ministerio del Interior, Grassi Muñoz también avanzó en la gestión de poder obtener, para los próximos días, otra tanda de alcoholímetros que actualmente se encuentran en el INTI, en proceso final de calibración.

“Es una gran noticia realmente. Las reuniones en Capital Federal y La Plata están siendo positivas porque hemos podido avanzar en muchas cuestiones de mi área. Poder confirmar cinco alcoholímetros nuevos, de última generación, nos permitirá llevar adelante operativos en diferentes lugares de Mar del Plata”, manifestó Grassi Muñoz.

En este contexto, el funcionario municipal agradeció la “rápida gestión del Ministerio del Interior” porque “han puesto en agenda el pedido que habíamos iniciado y esto hay que remarcarlo ya que la predisposición que han tenido para ponerse a nuestra entera disposición vale la pena que se diga”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: