Se trata del Programa de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil “Ta Te Ti” Asociación CONCIENCIA que hasta fin de año realizan una experiencia en el ámbito de la industria pesquera de Mar del Plata, uno de los dos grandes sectores productivos que afectan a niños en el circuito laboral.

El 12 de junio de cada año, a partir del año 2002, desde la OIT surgió la iniciativa de conmemorar el “Día Mundial de Lucha contra el Trabajo Infantil”. En nuestro país, la Ley 26.064 instituyó en el año 2005 a esa fecha como el “Día Nacional contra el Trabajo Infantil”.

Las últimas estadísticas en Argentina (del año 2012) nos muestran que el 2,2% de niñas y niños de 5 a 13 años, y el 7,5% de los adolescentes de 14 y 15 años realiza alguna actividad para el mercado laboral. Esos porcentajes evidencian que al día de hoy existen cientos de miles de niños en nuestro país que se ven forzados a trabajar, e imposibilitados de disfrutar de forma plena de su infancia.

Particularmente en Mar del Plata, existen dos grandes sectores productivos que involucran a niños en el circuito laboral: en primer lugar, el cordón frutihortícola, ubicado en la periferia, y en segundo término, el sector portuario, donde existen múltiples tareas en las que los niños se ven inmersos.

Paz Aloisi, Coordinadora del Programa, señaló que “en este último caso es donde quisiéramos hacer foco, dado que es el área donde realizamos nuestro trabajo y donde más conocimiento poseemos acerca de las realidades de cada familia”.

“El trabajo infantil se presenta en dos formas en la zona de influencia de nuestro programa: en primer lugar, el trabajo doméstico (que afecta a la mayor parte de los niños, que tienen por tarea el cuidado de la casa y de sus hermanos menores) y en segundo término el trabajo no doméstico, principalmente en la industria pesquera, donde las niñas, niños y adolescentes no sólo actúan en el circuito productivo del pescado, sino también en tareas aledañas a ello; asimismo, realizan tareas en la recolección informal de residuos, tanto en las calles como en el Predio de Disposición Final de Residuos”, describió.

Aloisi destacó que la tarea que llevan a cabo no resulta sencilla, máxime en un contexto donde el Estado se encuentra ausente para responder a esta problemática, comprendiendo que existe un conflicto estructural que no busca resolverse.

“Lamentablemente, el programa que llevamos adelante finaliza este año, y cientos de niños se verán imposibilitados de participar de un programa que no hace más que distraerlos de sus trabajos cotidianos, habilitándoles un espacio donde no sólo se dedican a jugar, merendar con amigos, divertirse, compartir y aprender, sino también a educarse y formarse en torno a sus derechos como niñas, niños y adolescentes”, destacó.

La coordinadora del programa remarcó que “necesitamos que el Día contra el Trabajo Infantil sea mucho más que un aniversario en las agendas públicas. Necesitamos que se visibilice una problemática que afecta a cientos de niñas, niños y adolescentes en nuestra ciudad y la zona”.

“Necesitamos, por todo esto, la posibilidad de enseñarles que el trabajo es algo necesario y valioso, pero que ya tendrán la edad necesaria para comenzar a hacerlo; mientras tanto, deben educarse, reír y jugar. Nada más, y nada menos que eso”, concluyó.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: