El buen tamaño de las capturas logradas por las embarcaciones convocadas para relevar el estado del recurso confirman que a la brevedad se podrá habilitar la zafra de corvina en inmediaciones de las costas de General Lavalle y desembocadura del río Salado, lo que significa una muy buena noticia para importante lote de pescadores que opera allí cada temporada.

Autoridades de la Dirección de Control de Actividades Pesqueras de la provincia de Buenos Aires destacaron que en los sectores donde se realizaron las primeras operaciones se lograron piezas que en su gran mayoría superan los 32 centímetros.

“Con supervisión de nuestros inspectores a bordo, biólogos y veterinarios, salieron las primeras parejas de embarcaciones pesqueras y podemos confirmar que las mediciones iniciales fueron buenas con miras a la próxima campaña de corvina”, señaló el titular de la citada dependencia, Daniel Sosa.

Una de las referencias se logró a partir del desempeño compartido entre los pesqueros Jorge Padre y Francy, que en la zona elegida para la prospección dio como resultado un promedio de 26 piezas por cajón, medida de referencia que confirma el buen tamaño de las corvinas capturadas.

El funcionario informó que los datos son aún más optimistas y con señales de buena recuperación del recurso porque de este relevamiento surge que al levantar las redes no se encontraron peces de menos de 20 centímetros de largo.

Estas mediciones se tomaron durante la última semana frente al puerto de Lavalle y desembocadura del Río Salado con resultados muy similares a los conseguidos por otras embarcaciones que operaron algo más al norte, frente a las costas de Berisso.

“En esta etapa inicial la prospección nos está aportando información muy positiva y nos permite empezar a llevar algo de tranquilidad a la comunidad pesquera que en buena medida espera y dependen en gran medida de lo que le depare la zafra de corvina”, explicó Sosa.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: