Operarios de la cooperativa CURA que cumplen tareas en la planta de separación de residuos descubrieron dentro de una bolsa de basura, restos humanos, más especificamente una cabeza.

Desde la Secretaría de Seguridad y Justicia municipal comunicaron que los trabajadores que protagonizaron este macabro hallazgo, en una primera instancia, no dieron cuenta a las autoridades del hallazgo en razón de encontrarse atemorizados. El hecho habría sucedido el jueves pasado.

Una vez informados, en la mañana de este lunes, el secretario de Seguridad, Rodolfo Iriart, y el titular del ENOSUR, Marcelo Artime, realizaron sendas denuncias penales ante la fiscalía del doctor Fernando Castro.

Ahora se aguarda el avance de la investigación para determinar cómo llegaron los restos humanos hasta ese lugar y su identificación.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: