El especialista en políticas sociales Daniel Arroyo advirtió que en el país se vive un momento de “transformar y jugarse en serio”, advirtió que “no se puede tener 27% de pobres y mucho menos un 50% de chicos que no terminan la escuela secundaria” y remarcó la preocupación por la presencia del narcotráfico, batalla en la que consideró que Argentina “está perdiendo 10 a 0”.

“Los próximos años de la Argentina requieren de una nueva política social de segunda generación”, señaló el asesor del candidato presidencial por el Frente Renovador, Sergio Massa, y planteó que desde los responsables de conducir el Estado habrá que tener “compromiso, solidaridad y mucho corazón” para alcanzar el objetivo.

En el cierre del ciclo “Una política distinta. Por un país distinto” que organizan el senador bonaerense Patricio Hogan y el candidato a intendente por el Frente Renovador, Javier Faroni, el ex ministro provincial de Desarrollo Social planteó siete problemas sociales que señaló como otros tantos desafíos para el gobierno que llegará a partir del próximo 10 de diciembre. Enumeró pobreza, trabajo, la generación que no estudia ni trabaja (Ni-Ni), droga, desigualdad, vivienda y violencia.

“Con el equipo nacional de Massa y con Faroni en Mar del Plata trabajamos en un plan con medidas para que este escenario cambie a partir de políticas sociales claras y de resultados graduales”, precisó Arroyo y anticipó cambios inmediatos como fijar por ley la Asignación Universal por Hijo y la necesidad de descentralizar recursos y fortalecer a las organizaciones sociales.

“Necesitamos que la buena gente ponga el cuerpo y haga, porque si se retiran, queda el lugar para vivos e inescrupulosos”, advirtió.

Además de proponer cambios para que los delitos de corrupción no sean excarcelables y priorizar la reconstrucción de la idea de límite y orden, consideró que existen medidas concretas que pueden aportar al “cambio justo” que propone Massa. “Un cambio hacia una política social de segunda generación”, insistió.

Propuso un sistema de acceso de 1,5 millones de jóvenes al primer empleo joven a partir de incentivos a empresas que los contraten, que compensarán hasta un 75% de los haberes que les paguen. Y la creación de una red de tutores barriales que supervise a las familias que necesitan asistencia. “Se necesita una política más allá de entregar notebooks o planes sociales”, dijo.

Anticipó el objetivo de creación de 200 centros de asistencia a adictos y políticas para cortar el circuito de drogas en los barrios. Dijo que Argentina está perdiendo “10 a 0” en esta materia que provoca graves consecuencias sociales.

Del plan de gobierno del Frente Renovador resaltó la creación de un fondo equivalente al 1% del presupuesto para compra de insumos de capital a tasa máxima del 10% anual que ayude a los nuevos emprendedores. Y universalizar por ley el acceso a jardín de infantes desde los tres años. Resaltó que el Estado debe garantizar vacantes para todos esos chicos. “Un chico escolarizado desde los 3 años maneja el doble de vocabulario que el que arranca en primer grado”, señaló.

Y en cuanto a fondos de asistencia social, recordó que hoy se distribuyen 100000 millones de pesos. “Es gente que no busca trabajo para no perder la AUH u otro beneficio”, dijo Arroyo, que propuso romper esa incompatibilidad y generar un mecanismo para que, a partir de un empleo, el beneficiario pueda tener una salida gradual de los planes que percibe.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: