[ad_1]

Extraño partido para Gerardo Martino: fue expulsado muy rápido, a los 30 minutos del primer tiempo, y tuvo que ver el resto del encuentro lejos del banco de suplentes. Pero seguramente, pese a la sanción, dormirá más tranquilo que tras el 2-2 ante Paraguay: no hubo cambios polémicos ni desazón sobre la hora. El Tata sumó su primer triunfo oficial como entrenador de la Selección y transmitió su buen humor durante la conferencia de prensa posterior al juego, en la que compartió estas ideas.

• “Vi 70 minutos parecidos al partido con Paraguay. Con la pelota en nuestro poder, tratando de romper el esquema de Uruguay, apareciendo por afuera… En los últimos 20 minutos empezamos a perder movilidad para ofrecer pase, y entonces perdimos un poco la pelota. El rival tenía jerarquía, y a nosotros nos hace mucho daño no tener el control del partido. Aunque, sin la claridad del partido anterior, tuvimos dos o tres chances para definir el partido y no lo hicimos”.

• “Para hacer una lectura del partido, tengo que salir del resultado. Si fuera por el resultado, lo de hoy está bien porque ganamos; y lo de Paraguay, mal porque nos empataron. Y también hay que decir que Uruguay tuvo dos situaciones de gol cuando nosotros intentamos ser más cautelosos. Yo prefiero pensar: ¿a qué quiere jugar el equipo? Y todo el mundo sabe a qué jugamos: elaboración, laterales largos, interiores que profundicen, extremos que jueguen mano a mano, salida prolija… Yo ya estaba muy satisfecho con lo que había visto en el primer tiempo. Aunque, a lo mejor, hoy nos faltó un poquito de profundidad”.

• “No sólo hay que hacer el análisis del equipo propio, sino también el del rival. Nosotros, contra Paraguay y Uruguay, intentamos de la misma manera. Estoy cansado de escuchar sobre equipos pacientes a los 20 minutos del primer tiempo, pero a los 30 del segundo son equipos que no tienen ideas. La realidad es que nosotros siempre buscamos el partido con mucha tranquilidad. Hoy, el Flaco Pastore hizo un partido muy bueno, encontrando pelotas mucho más cómodas que contra Paraguay. Y si hay algo a lo que tenemos que prestar atención es que está claro que no hemos podido sostener el ritmo en ninguno de los dos partidos; y que, ante rivales de jerarquía, si el partido se puede cerrar, hay que cerrarlo”.

• “Me preocupa el tema de la continuidad. Es cierto que ante equipos de mucha jerarquía tampoco se puede pretender tener el dominio del juego los 90 minutos; pero, cuanto más lo podamos sostener, mucho mejor. Hoy, a diferencia del partido contra Paraguay, lo sostuvimos mucho más. Nos faltó estado físico para desmarcar, para ofrecer línea de pase… Hay que tener en cuenta la larga temporada que han tenido estos chicos”.

• “Si Romero no hubiera tapado una de las últimas pelotas, habría mucho más lugar para cuestionar los cambios de nuevo. Pero hoy Chiquito sacó la que tenía que sacar. Es muy difícil manejar un partido sin que un rival como Uruguay genere situaciones de gol. Y nosotros corremos riesgos como para que el rival las genere. Y en el segundo tiempo tuvieron dos o tres chances claras. Son cosas que tenemos que mejorar. A lo mejor nos falta firmeza en el retroceso”.

• “Los técnicos vivimos de resultados, pero, más que el resultado, me deja tranquilo la producción del equipo. Tengo la intención de quedarme tres años y medio a dirigir la Selección, y si gano de casualidad, es difícil sostenerlo en el tiempo. Pero si aseguro continuidad en una línea de juego, tengo más posibilidades de que el futuro sea mejor. Necesitamos tener más sustento a partir del juego, y no del resultado”.

– por Darío Gurevich: 16/06/2015 –

[ad_2]

Fuente

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: