[ad_1]

Le das la mano y te agarran el brazo. Es un modo de sintetizar lo que debe estar pensando Jorge Sampaoli, mientras está reunido en este momento con Sergio Jadue, presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile. En el cónclave tomarán una decisión compleja: si separan del plantel a Arturo Vidal, la figura de la Selección de Chile y goleador de la Copa hasta hoy (3 goles) o si lo mantienen en el plantel.

El entrenador argentino les había dado el día libre a sus jugadores, pero Vidal se creyó eso de que era el Rey Arturo: fue al casino, tomó alcohol y chocó su Ferrari (y no hablamos de una expresión metafórica como la aplicada a Ricardo La Volpe en Boca) sino de una muy real y concreta: a las 22.30 hs de ayer colisionó en la ruta 5 sur, en las afueras de Santiago.

El astro de la Juventus registró 1.2 de alcohol en sangre según las pericias y estuvo toda la noche detenido. No es la primera vez: Vidal fue uno de los futbolistas que llegó borracho a la concentración de Pinto Durán cuando el Bichi Borghi era el entrenador, después del bautismo del hijo de Valdivia y antes de un partido con Uruguay por las Eliminatorias, que finalizó 0-4. En ese momento, Borghi los echó a los 6.

Habrá que ver qué decisión toma la cúpula del fútbol chileno. Es imperdonable lo hecho por Vidal, en plena competencia desarrollada en su país. Encima, después de un empate que mereció muchas críticas. ¿Qué hubiera pasado si Chile le ganaba a México y clasificaba?

– por Diego Borinsky: 17/06/2015 –

[ad_2]

Fuente

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: