Así declaró el concejal Maximiliano Abad tras conocerse el polémico fallo de los camaristas bonaerenses Horacio Piombo y Benjamin Sal Llargues.

Ante el polémico fallo resuelto por la Cámara de Casación Bonaerense, firmado por los jueces camaristas Horacio Piombo y Benjamin Sal Llargues, en el cual redujeron la pena al dirigente de un club infantil por abuso sexual a un niño de 6 años considerando como atenuante “la orientación sexual” de la víctima y la recurrencia de abusos, el concejal Maximiliano Abad manifestó su repudio y acompañó todos los pedidos de juicio político iniciado por distintas organizaciones.

El polémico fallo viene tras una seguidilla de resoluciones polémicas y discriminatorias de dicha Cámara de Casación y de estos jueces: “toda la sociedad está consternada por esta resolución, no entendemos cómo estos jueces avalan un disparate de esta naturaleza, que avasalla todo tipo de criterio jurídico y de justicia, que vulnera aún más a la víctima colocándola en lugar de culpable, y todo esto, ante uno de los crímenes más aberrantes que existen como lo es el abuso de los menores”, remarcó y ratificó Abad.

El fallo generó la inmediata reacción de numerosas organizaciones y asociaciones civiles, quienes reclamaron el juicio político a ambos magistrados, como la Federacion Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans.

Abad acompañó el reclamo de las mismas “no es la primera vez que tienen posturas y posicionamientos prejuciosos, discriminatorios y estigmatizantes. Además de deficiencias jurídicas, vemos claramente falta de idoneidad moral para representar a la justicia bonaerense”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: