A raíz del anuncio de la inauguración del boliche “Cocodrilo” en Mar del Plata, el colectivo de mujeres “Mumalá” repudió esa posibilidad por tratarse de un lugar que en Buenos Aires fue investigado por causas de proxenetismo y narcotráfico, y el trato cosificador que propinan a las mujeres en sus comunicaciones y publicidades.

Tras un polémico debate en los medios de comunicación, del cual participaron con sus declaraciones Omar Suarez, dueño de Cocodrilo, y el intendente Gustavo Pulti que pidió “no prejuzgar, que habrá controles estrictos y que Mar del Plata es una ciudad de valores”, la justicia solicitó al municipio que se rechace toda pretensión de habilitación del establecimiento “Cocodrilo” y arbitre los medios para impedir su funcionamiento.

Este pedido fue acompañado de documentación sobre las causas en las que está involucrado el local que lleva el mismo nombre en Recoleta.

Para las integrantes de Mumalá resulta llamativa la contradicción en los dichos de Gustavo Pulti, que hace días atrás justificaba la habilitación del lugar, y negaba la posible violación a los derechos de las mujeres.

Ahora, el Intendente hace lugar al pedido de impedir su habilitación, argumentando que “la decisión del Gobierno Municipal es la de impedir cualquier forma de explotación comercial que facilite conductas explicitas o encubiertas a través de las cuales se sojuzgue, violente o agravien los derechos de personas, como ocurre en todos los casos en que se verifica el delito de trata o cualquier situación que induzca facilite o promueva cualquier forma de explotación sexual.”

Desde este colectivo de mujeres señalaron que, una vez más como pasó con el caso de la habilitación de “La Posadita”, el Intendente se hace el “distraído” y después se ve obligado a darle la razón al colectivo de mujeres y especialistas que bregan por los derechos humanos.

“Celebramos que no se le otorgue la habilitación a estos lugares que ponen a las mujeres en un lugar de objetos y mercancías, en pos del beneficio económico ajeno”, resaltaron.

No obstante, señalaron que “aún sigue habiendo lugares que violentan la dignidad de las mujeres, y es por ello que exigimos el compromiso del Gobierno Municipal y de las autoridades correspondientes para que se realicen controles estrictos y que se avance en medidas de prevención y erradicación de la explotación sexual, gran flagelo de nuestra sociedad”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: