El reciente fallo emitido por la Cámara de Casación de San Isidro, donde los jueces Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués, le reducen la pena a un hombre condenado por abuso sexual a un niño de 6 años, tomando como argumento para ello la supuesta orientación sexual de la víctima, causó una fuerte polémica y rechazo dentro de la sociedad.

Los jueces bajaron la pena al violador a 3 años y dos meses. La justificación desafortunada fue que el menor, “tenía una orientación sexual homosexual y que tras haber padecido otros abusos, éste último no habría sido tan ultrajante”.

La licenciada en psicología, Patricia Gordon, integrante del Consejo directivo “EnRed” Mar del Plata, fue consultada por Radio La Red – Mar del Plata (FM 91.3) y en cuanto a la decisión de los jueces, Gordon aseguró que se ganaron el repudio de todas las organizaciones que trabajan con los Derechos Humanos.

“La fundamentación deja al niño que fue víctima de esta agresión en una clara inversión de sentido, prácticamente en el lugar de victimario. En este caso alude a las violaciones anteriores que sufrió el chiquito y eso lo convierte en un niño homosexual de 6 años. Es una falta de conocimiento en relación a la construcción de la sexualidad”, planteó.

La licenciada sostuvo que el Juez Piombo, “es homofóbico, discriminatorio, y también desconoce a la niñez, porque la sexualidad es una categoría que se construye y ellos en el fallo están aludiendo a una suerte de conducción sexual de un niño relacionado a la genitalidad. A 6 los años, más allá del abuso el nene construye su idea en torno a la sexualidad.”

A su vez la licenciada afirmó que el fallo es perverso, y agregó: “esto tiene una gravedad institucional enorme, porque la responsabilidad que tienen los que administran justicia, quienes deciden sobre la vida de las personas no puede estar asentada en una serie de preconceptos, de prejuicios, de ideas retrogradas.”

Estas personas no deberían administrar justicia, enfatizó la psicóloga y agregó que: “Tenemos que entender que esto tiene historia, que Piombo no nació hoy con este fallo y que esto es producto de una herencia represiva que fomenta esta cultura. Realmente esto hay que tomarlo con la gravedad institucional que tiene porque si no nos va a seguir sucediendo.”

“Lamentablemente estos hechos que perjudican tanto a quienes sufren y padecen nos llevan a tener que agudizar ciertos mecanismos para poder darnos cuenta que esta historia se va a volver repetir y la impunidad de un crimen da lugar a otro crimen”, declaró Gordon.

Sobre los casos de víctimas que acuden a EnRed, Gordon reconoció que “la mayor parte refleja un descreimiento y falta de confianza en las instituciones”.

“Muchas de las mujeres que llegan, vienen de recorrer un camino muy largo y es algo que recrudece la sintomatología y lo primero que hacemos es tratar de generar una suerte de empoderamiento y autoconfianza y sobretodo de recomponer la confianza en las instituciones”, explicó.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: