El periodista del diario La Nación, especializado en temas policiales, Gustavo Carabajal, estuvo la semana pasada en Mar del Plata para hacer una nota a raíz de la sucesión de hechos violentos que se registraron en los últimos tiempos.

En diálogo con Radio La Red MDP (FM 91.3), Carabajal señaló que las noticias que llegaban a Buenos Aires indicaban que mucho de los 36 homicidios cometidos en lo que va del año, tenían relación con “ajustes de cuenta”.

Este dato no es menor para quien lleva más de 25 años especializándose en casos policiales, ya que “esto indica que hay grupos que se están enfrentando por algo y lo que teníamos era que el móvil del enfrentamiento era la droga por causa del manejo de una zona”.

En tales circunstancias y leyendo una causa, se encontró con la denuncia de una vecina del barrio Bernardino Rivadavia, con respecto a que “narcos” le habían baleado la casa con fusiles FAL y le habían prendido fuego la vivienda de una hija.

Carabajal decidió entrevistarla y se acercó hasta la precaria vivienda de Ana Monje, en calle Avellaneda al 5900, donde existe un asentamiento.

“El motivo por el cual sufría estos ataques era porque había un grupo de narcos que se encuentra en el medio de la manzana y quiere apoderarse de ese terreno que da a la calle para instalar un bunker de venta de drogas”, comentó.

Entre los datos que esta vecina le dio al periodista de La Nación es que las armas que utilizan estos sujetos se las alquila uno de los integrantes de la banda de los Doce Apóstoles, Lucio Bricka.

Bricka recibió una de las penas más leves en el juicio por el sangriento motín del penal de Sierra Chica. Beneficiado por la ley del 2 x 1, salió de la cárcel en marzo de 2006.

“Lo que me sorprendió es que Ana está sin custodia, ella dio nombre y apellido de quienes la atacan e incluso durante la entrevista se escucharon algunos tiros y más tarde me llamó para decirme que después de que nos fuimos volvieron a dispararle la casa”, reseñó.

“En Mar del Plata la policía ya no es solución sino parte del problema”

Más adelante, Carabajal recordó que hacía tres años que no venía a Mar del Plata por el tema de la inseguridad. “Tuve que volver porque el panorama cambió para peor y lo que percibí fue que la policía ya no es la solución sino que es parte del problema”, destacó.

Más allá del panorama con el que se encontró, el periodista aclaró que “Mar del Plata no es Rosario, le falta mucho todavía, pero advertí que el tema de la droga está omnipresente en muchos de los delitos”.

“Si bien se observa el fenómeno de la conurbanización, donde hay narco menudeo, kioscos de droga, no están las bandas ni los carteles como en Rosario porque hay 800 kilómetros de distancia y eso se siente en la logística”, agregó.

Sobre la posible llegada de la banca narco Los Monos que azotó la ciudad santafesina, Carabajal negó esa posibilidad. “Lo que puede averiguar carece de todo sustento“, sintetizó.

Ver nota con Ana Monje http://www.lanacion.com.ar/1793554-mar-del-plata-ana-la-vecina-que-resiste-el-avance-de-los-narcos

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: