El Tribunal Oral Criminal 3 resolvió condenar a Carlos Daniel Quiroga a cumplir la pena de tres años de prisión como autor del delito de estafa mediante el uso de cheques falsos cometido en forma reiterada, en concurso ideal con uso de documento privado falso, en un total de cuatro hechos cometidos en el Partido de Balcarce entre 2009 y 2010.

Esto se dio en el marco de una investigación que llevó a cabo la Fiscalía de Delitos Económicos del Departamento Judicial Mar del Plata, a cargo del Dr. Carlos David Bruna junto con la Sub-DDI Balcarce durante el transcurso del año 2010.

La maniobra consistió en la utilización de chequeras robadas, que eran completadas falsamente con el objeto de adquirir bienes y engañar a las víctimas, llegándose a realizar catorce allanamientos para recuperar los objetos que ilícitamente fueron despojados a sus propietarios.

Los magistrados Alemano, Riquert y Sueyro también encontraron culpable a Mario Oscar Sleiman quien fue condenado a cumplir la pena de cinco años de prisión y accesorias legales, como autor del delito de encubrimiento reiterado cometido con ánimo de lucro y habitualidad, en Mar del Plata entre 2006 y 2010.

En este caso se estableció que Sleiman tenía bajo su poder una pluralidad de chequeras bancarias, cuya procedencia delictual conocía o presumía con la suficiente certidumbre, conteniendo cada una variada cantidad de cheques de pago diferido sin uso y sustraídas en el curso de doce hechos de robo perpetrados a partir del 11/07/2006 en Gran Buenos Aires, Capital Federal, Rafaela (Santa Fe) y Mar del Plata y que estaban inequívocamente destinados a ser “vendidos” para su utilización en diferentes estafas.

Por otra parte, en instancias anteriores al juzgamiento de estos sujetos, se dispuso el dictado de suspensiones de juicio a prueba para dos de los partícipes de la banda.

De esta forma, fueron impuestos del deber de fijar residencia dentro del territorio de la Provincia de Buenos Aires y comunicar cualquier cambio de domicilio, someterse al cuidado del Patronato de Liberados, y como condición de reparación del daño causado a una de las víctimas realizar los trámites pertinentes de transferencia del automotor que ya había inscripto falsamente a su nombre.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: