Los 300 efectivos de Prefectura Naval que arribaron a Mar del Plata para sumarse hasta setiembre en la lucha contra la inseguridad, comenzaron a ser desplegados en distintos sectores de la ciudad.

Sin embargo, ya se produjeron las primeras reacciones contrarias sobre los lugares donde se han apostado.

En un contrasentido a las declaraciones que el secretario de Seguridad municipal, Rodolfo Iriart, y el intendente Gustavo Pulti efectuaron sobre la finalidad que tendrá la presencia de esta fuerza federal de seguridad en Mar del Plata, los vecinos ya empezaron a apreciar la presencia de los uniformados en sectores bastante alejados de los lugares conflictivos que presenta la ciudad.

Con móviles apostados en Juan B. Justo e Independencia y en la rotonda de la avenida Constitución por mencionar algunas zonas, la Prefectura se sumó con acciones preventivas.

No obstante, desde el gobierno municipal habían remarcado que la avanzada de efectivos serviría para apostarse en aquellos barrios y “zonas calientes” afectados por el avance de la inseguridad.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: