Se trata de la sucursal de la empresa Rossi Rossi ubicada en la esquina de San Martín y San Juan que, en lo que va del mes, sufrió dos robos de similares características.

Empleando la misma modalidad que en el hecho del pasado 5 de junio, los delincuentes se movilizaban en un auto y alrededor de las 5 de la madrugada destruyeron una de las vidrieras que da sobre calle San Juan.

En segundos, los malvivientes se apoderaron de diversas prendas y se dieron a la fuga.

Más allá de lo sustraído, los daños estructurales al local fueron importantes, ya que rompieron el doble blindex, la persiana metálica y dañaron una pared interna.

Como en la esquina colocaron pilotes de hierro para impedir que ingresen al local con el vehículo desde la ochava, ahora los delincuentes se las ingeniaron para utilizar el mismo modus operandis pero por las vidrieras que dan por San Juan.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: