Son más de 50 las estaciones de servicio abandonadas  en el Partido de General Pueyrredón. La mayoría han cesado su actividad y se encuentran, en general, en estado de abandono y con sus instalaciones en proceso de franco deterioro.

Es por eso que la Presidente del Bloque Radical edil Cristina Coria presento un proyecto de comunicación, vinculado a los predios donde funcionaron estaciones de servicio.

En el mismo, solicita al Departamento Ejecutivo un informe sobre lo actuado por la Unidad de Gestión desde su creación hasta la fecha, detallando cada una de las intervenciones realizadas, resultado de las mismas y certificaciones extendidas o denegadas, e informes respecto a las certificaciones en trámite, teniendo en cuenta que la Dirección Provincial de Residuos, la única autoridad  con competencia para la aprobación , denegación o modificación, de las tareas de remediación en sitios contaminados de la Provincia de Buenos Aires.

Ante esta situación el Departamento Ejecutivo ya no estaría en condiciones de
realizar las tramitaciones y certificaciones al respecto, situación que cabría
aclarar a la brevedad, teniendo en cuenta  los expedientes en trámite, si los
hubiere, y la debida información a aportar para el público en general.

En este contexto, y a modo de argumentación, Coria sostuvo que “la desactivación de una estación de servicio conlleva, entre otras acciones, el retiro de los tanques de combustible y toda otra conexión que los vincule con las instalaciones existentes a nivel de la acera procediendo a la  remediación de los suelos de la parcela involucrada,  evitando  la posible degradación de las parcelas linderas y del acuífero”.

Asimismo, la edil radical destacó que: “Las consecuencias de una remediación incompleta o de deficiente ejecución son imposibles de mensurar, sobre todo si sobre las parcelas se realizan nuevas obras, con riesgo para la salud humana, y peligro de explosión por la potencial  fuga de gases”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: