Aldosivi de Mar del Plata obtuvo una resonante victoria sobre Boca Juniors, por 3 a 0, lo dejó sin invicto y agravó la crisis del Xeneize luego de la escandalosa eliminación en la Copa Libertadores.

El partido correspondió a la 13ra. fecha del campeonato de Primera División, que se jugó en una Bombonera vacía, a partir de la suspensión de concurrencia tras los incidentes y agresiones a los jugadores de River Plate en el duelo copero.

El conjunto marplatense, que consiguió su segundo éxito en la Boca (la primera fue en el Campeonato Nacional 1975 por 2-1), se hizo fuerte con los tantos marcados por Matías Lequi (Pt. 7m.), Roger Martínez (St. 12m.) y Angel Vildozo (St. 44m.)

El equipo que conduce Rodolfo Arruabarrena, que parece no asimilar aún los efectos de la eliminación en el máximo certamen continental a manos del clásico adversario, dispuso de una chance nítida para empardar la pizarra a los 30m. de la primera etapa. Pero el delantero Daniel Osvaldo, su contratación rutilante, ejecutó deficientemente un penal y la pelota se fue junto al poste derecha.

Además, el mediocampista Pablo Pérez vio la tarjeta roja a los 14m. de la segunda mitad, por una inocente infracción en la zona central de la cancha.

Cuando el silencio le ganaba a los murmullos de periodistas y algunos pocos “privilegiados” que lograron ingresar a la Bombonera, el zaguero Lequi se elevó más alto que todos y puso la apertura del tanteador para el ‘Tiburón’, a los 7 minutos del partido.

De allí en adelante, Boca buscó progresar por los costados, con Federico Carrizo y Nicolás Lodeiro intentando desequilibrar por las bandas. Y por momentos, el Xeneize logró desordenar el aceitado funcionamiento colectivo de Aldosivi.

De hecho, el elenco local tuvo sus chances y convirtió al arquero Pablo Campodónico en figura. El jugador surgido en las inferiores de Temperley se quedó con una chilena espectacular de Osvaldo (25m.), mientras que Daniel ‘Cata’ Díaz estuvo cerca, dos veces, de anotar, con sendos cabezazos que fueron restados sobre la raya por defensores del conjunto visitante.

Y sobre los 30m., el árbitro Pablo Díaz sancionó penal, tras un leve agarrón de Federico León sobre Andrés Chávez (que había perdido la primera oportunidad de gol, a los 4m.). La ejecución, a cargo del ex Juventus e Inter de Italia, se fue desviada, junto al poste derecho.

En el tramo final del período inicial, Boca continuó presionando y buscando la paridad, mientras que el visitante se protegía en su campo y trataba salir de contra.

En el segundo tiempo, el gol del colombiano Martínez sentenció la suerte del partido. A los 12m., el delantero, que está a préstamo en Racing, acomodó muy bien su cuerpo y ensayó un disparo desde fuera del área, que venció la resistencia de Agustín Orión y derivó en el 2-0.

El tanto fue un verdadero mazazo para un Boca que ya no lucía preciso en sus conexiones, que empezó a repetirse en centros y ya no tuvo, casi, situaciones como para descontar.

Tan sólo un cabezazo de Osvaldo, cuando el partido ya era recuerdo, a los 41m., le dio al Xeneize la ilusión de maquillar una derrota que estaba consumada de antemano.

Y de hecho, el tanto del ingresado Vildozo (44m.), quien ya le había marcado dos goles con la camiseta de All Boys, puso cifras definitivas a una noche de Bombonera vacía que empezó en silencio y que terminó con la moderada algarabía de los periodistas partidarios y dirigentes de Aldosivi.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: