Con la detención del último prófugo este fin de semana en Entre Ríos, los imputados por tres secuestros extorsivos quedaron a disposición de la justicia. Un mes atrás, había caído en Mendoza el líder de la organización.

Tras un arduo trabajo del equipo de la Fiscalía Federal N°1 de Mar del Plata, que dirige Laura Mazzaferri, se logró detener al último prófugo de una banda que realizó, entre diciembre de 2012 y agosto de 2013, al menos tres secuestros extorsivos en la ciudad balnearia.

Leonardo Miguel Parisotti, de 39 años, planificaba pasar el día del padre en un complejo de cabañas en Entre Ríos, pero la pesquisa permitió dar con su paradero este fin de semana.

Parisotti integraba una banda acusada de secuestrar –previas tareas de inteligencia- y cobrar rescates millonarios por la libertad de Rodrigo Cristino, Daiana Domenez y Guido Materia, quizás el más resonante en la ciudad balnearia por tratarse del hijo de un conocido empresario. Pero además, tenía un vínculo muy estrecho –incluso había relación entre las familias- con Maximiliano Goncebatte, líder de la organización.

Goncebatte estuvo prófugo –incluso con pedido de captura internacional por el robo en una joyería en España- y fue detenido el pasado 17 de mayo en Mendoza.

Fue advertido por policías del partido de Guaymallén cuando saltaba un paredón y fue llevado hasta la dependencia policial acusado de robo. Allí, se comunicó por teléfono con su mujer para avisarle que estaba detenido pero que usaría una identidad falsa.

El llamado fue interceptado –gracias a varias líneas intervenidas por disposición del Ministerio Púbico Fiscal- e inmediatamente se dio aviso a las autoridades mendocinas, quienes lo detuvieron.

Con la orden de extradición intraprovincial solicitada al juez Alejandro Castellanos, fue trasladado a Mar del Plata, donde fue indagado y procesado.

Para dar con el último prófugo de la banda, continuaron las tareas de investigación. El pasado jueves, una escucha reveló que Parisotti se reuniría con su familia en un complejo de cabañas de las termas de Villa Elisa, en Entre Ríos. La reserva estaba a cargo de su esposa con otra identidad.

A partir de allí, desde la Fiscalía Federal N°1 se requirieron informes urgentes a la gerencia del hotel, que fueron remitidos al día siguiente, cuando los pasajeros ya estaban en el lugar. Al constatar la documentación presentada en el complejo, se detectó que había una licencia de conducir que llevaba la foto de Parisotti, aunque el nombre era otro.

De inmediato, se labraron las actuaciones correspondientes, se comunicaron con el juez interviniente y pidieron por escrito que se autorizara a un equipo de investigación de la DDI local a que se presentara en el lugar. El sábado al mediodía, cuando Parisotti salió de una de las cabañas, fue detenido. Luego, fue llevado a Mar del Plata donde este lunes se le tomó declaración indagatoria.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: