Un corto circuito en las instalaciones eléctricas de la casa ubicada en la calle Olavarría 3350, sede de las Fiscalías de Determinación de Autores y de Ejecución Penal, determinaron el corte del suministro de energía eléctrica con fines preventivos en pos minimizar el riesgo de incendio.

Ello motivó que solo se atendieran causas que contuvieran situaciones de urgencia ante la imposibilidad de poner en funcionamiento las computadoras allí existentes para no poner en funcionamiento la vieja instalación eléctrica de la vivienda en cuestión.

Desde la Asociación Judicial Bonaerense recordaron que ese lugar estuvo casi 2 años vacía con contrato de locación vigente y el Ministerio Público pagando mensualmente los alquileres.

Desde el gremio agregaron que los despachos ubicados en el primer piso y en el fondo del inmueble no tienen calefacción por problemas en el funcionamiento de la caldera que genera el calor, “y hasta no hace mucho tiempo el quincho -ubicado al fondo de la propiedad- recibía la visitas de ratas”, consignaron.

Ante lo expuestos, los judiciales remarcaron que “estas son las condiciones de salubridad e higiene en la cuales realizamos nuestra tarea, mientras esperamos la materialización del anuncio del ministro de justicia Ricardo Casal cuando a fines de septiembre del año pasado anunciaba aquí y luego en el Departamento Judicial de Quilmes, que a más tardar en el mes de diciembre se llamaba a licitación para la construcción de la Ciudad Judicial en Mar del Plata”.

“Indudablemente tanto la Procuración como la Corte solo brindan soluciones cuando se adoptan medidas de fuerzas mientras tanto por acción u omisión naturalizan que las condiciones indignas de labor sean una constante dentro del Poder Judicial”, concluyeron.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: