El gremio de trabajadores de la industria del gas y las cámaras empresariales siguen sin llegar a un acuerdo salarial y se extiende el paro por tiempo indeterminado que se inició el primer minuto de este martes.

Por esta situación, en ciudades como Mar del Plata ha comenzado a resentir la distribución de garrafas y en los centros de distribución solo entregan una por persona.

También afectó el cronograma de reparto de garrafas del programa Hogar que coordina el municipio con las empresas distribuidoras y que se cumple los martes y jueves en sociedades de fomento de distintos barrios.

Desde el Sindicato de Petróleo y Gas Privado señalaron que el paro se debe a que “hay una intransigencia de parte de los empresarios para acordar un aumento del salario y el convenio de trabajo que hace 2 años que está vencido”.

La huelga es por tiempo indeterminado para quienes trabajan en el fraccionamiento de gas licuado y en Mar del Plata ya afecta a los usuarios de los barrios que no cuentan con gas natural y a los edificios a los que Camuzzi decidió cortarles el suministro.

Como ejemplo de lo que están ganando las compañías se ejemplificó que en marzo una garrafa se pagaba 16 pesos y en abril pasó a 54: “La diferencia a favor de las empresas es sideral”, remarcaron.

En tanto, en los comercios de la periferia ya se registra escasez de garrafas y en las plantas distribuidoras tienen orden de vender una garrafa por persona.

Ante las bajas temperaturas propias de esta época del año, decenas de familias atraviesan diariamente una odisea para poder hallar una garrafa que les permita calefaccionarse, cocinar o bañarse.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: