Los integrantes de la ong La Alameda Mar del Pata solicitaron formalmente, mediante expediente administrativo, al intendente Gustavo Pulti y al titular de Inspección General, Eduardo Bruzetta, se abstengan de habilitar el boliche “Coco Beach”.

Desde La Alameda fundamentaron el pedido en que “un mero cambio en la denominación del local o del titular de la firma no puede habilitar la instalación de una red de proxenetismo en Mar del Plata” en alusión a que se trataría de los titulares de “Cocodrilo”.

La semana pasada, el intendente Gustavo Pulti prohibió por decreto la habilitación de “Cocodrilo”, a pedido del fiscal Daniel Adler.

No obstante, este boliche propiedad de Omar Suárez, se prepara para abrir en Mar del Plata en el mismo lugar, con un nuevo nombre, y lo anuncia por las redes sociales para este sábado 27 de junio.

La causa n° 44.617/12, por la que se investiga a la organización de Cocodrilo fue iniciada por la Fundación Alameda junto a la asamblea vecinal “Recoleta Insegura”, y es por posible violación a la Ley de Estupefacientes n°23.737 y Ley de Trata de Personas n°26.364. La investigación se encuentra abierta y en trámite ante el Juzgado Federal N° 4, a cargo del Dr. Ariel Lijo.

La Fundación Alameda se encuentra aportando información y pruebas a la causa que acreditarían el traslado y la instalación de la red de proxenetismo a Mar del Plata.

“Lo que la Alameda está denunciando en la justicia federal, no es a la denominación de un local, ni al Sr. Omar Suarez en particular, sino a la organización que lucra con la prostitución ajena, conste a nombre de quien conste”, resaltaron.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: