El cinco veces campeón argentino de surf, Martín Passeri, decidió cumplir ese sueño en medio de una competición oficial, cuando se estaba jugando la calificación.

Sucedió hace un par de días en el balneario Honu Beach en las playas del sur de Mar del Plata.

Cuando el surfista marplatense se aprestaba a competir en su batería, decidió cumplirle el sueño a Nicolás Gallego, de 38 años, que sufrió hace 20 años un accidente de tránsito que lo dejó parapléjico.

Gallego siempre soñó con surfear pero debido a sus condiciones físicas le resultaba harto dificultoso.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/pQW3t28T9Qo” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

El vídeo, en el que se ve a Passeri con Gallego sobre su espalda y, a su vez, los dos encima de una tabla de surf, se ha convertido en un éxito en la red y en una muestra de que no todo está perdido: siguen quedando seres humanos íntegros.

A pesar de que no consiguió calificar para la siguiente ronda, Martín declaraba después: “No perdí. Fue la mejor ola y el mejor triunfo de toda mi vida”.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: