El Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes sostuvo que en Mar del Plata hay niños en la calle y dejó en claro que “es una realidad innegable”.

Desde este organismo indicaron que hace más de tres años que vienen dialogando, solicitando y exigiendo que se consolide un dispositivo que aborde de modo integral la situación de los niños y adolescentes que, cotidianamente, transitan la calle en Mar del Plata.

Como resultado de esa insistencia, el Municipio puso en marcha en agosto del año pasado, un Programa para niños en situación de calle que funciona de lunes a viernes, tanto en horario diurno como en horario nocturno, con recorridas por distintos puntos de la zona céntrica.

Se trata de un “programa austero”, al que se le asigna un mínimo recurso de un espacio físico donde funcionar y un equipo de operadores, pertenece a la órbita de la Dirección de Niñez.

Un Parador con contenidos, es el reclamo histórico que venimos haciendo, pero celebramos el inicio del dispositivo actual, entendiendo que, finalmente, la realidad de que hay pibes en calle era reconocida y nos poníamos en marcha para abordarla”, manifestaron.

Ante las recientes declaraciones de funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social municipal, de que “no hay niños en situación de calle”, el Consejo entendió que “es volver para atrás y, a su vez, contradictorio”.

En nuestra ciudad hay niños en calle. Algunos hacen experiencia de vida en calle, transitando largas horas del día expuestos a todo lo que la calle ofrece y también a todo lo que les niega (volviendo –a veces si y otras no- a su casa por la noche), hay otros que transitan alternativamente entre la calle y las instituciones convivenciales; y otros han hecho de la calle su espacio de vida, con el alto costo que esto trae consigo”, precisaron.

Más adelante, los integrantes del Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes sostuvieron que “es esta una realidad que duele, que nos llena de responsabilidades y compromisos, que nos obliga a salir de la indiferencia”.

“Es cuando reconocemos esta realidad concreta, palpable; que podremos comenzar a pensar en revertirla. Es con recursos –humanos y económicos- que podremos ofrecer abordajes dignos, a la altura de una problemática que es compleja, nadie lo niega, pero lo que no podemos negar es que es una realidad. En Mar del Plata hay niños en calle”, concluyeron.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: