En el marco del Plan de Documentación que lleva adelante el Ministerio de Justicia, junto a la Jefatura de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, se realizó el acto de entrega de DNI a personas privadas de libertad y agentes penitenciarios, en la Unidad 15 Batán.

El encuentro estuvo presidido por la Jefa del Servicio Penitenciario, María Florencia Piermarini, acompañada por la Defensora Oficial General del Departamento Judicial de Mar del Plata, Cecilia Margarita Boeri, integrantes de la Mesa coordinadora de violencia institucional, del Patronato de Liberados y del Registro Provincial de las Personas, entre otras autoridades.

El acto se desarrolló en el SUM de la escuela que funciona en el Penal, luego de que se gestionaran 550 DNI para internas y detenidos, todos pertenecientes al Complejo Penitenciario Este, del Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires.

Agustín, una de las personas privadas de libertad que recibió su DNI nos contó que simboliza el haber completado este trámite: “Para mí significa poder ser alguien más de la sociedad, para que el día que me vaya, hacer trámites, poder tener salud, trabajo, sin documentos no se puede hacer nada, yo no tengo DNI desde que nací, hoy vuelvo a ser una persona con identidad”.

La identificación de la persona es el primer paso para garantizar el derecho a la identidad. Registrar nuestro nacimiento y obtener el DNI nos permite acceder a otros derechos fundamentales.

En tal sentido se destaca que con la obtención de sus documentos, las personas privadas de libertad podrán acceder a distintos programas formales educativos y laborales y participar con su voto en la elección de representantes en los poderes ejecutivos y legislativos.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: