El gobierno bonaerense lanzó un programa inédito para cubrir el tratamiento de parkinson con intervenciones gratuitas para los pacientes que no responden a la medicación.

En ese sentido, desde el ministerio de Salud se recordó que el Parkinson no tiene cura, pero se puede tratar con opciones que incluyen la medicación pero también la cirugía, a través de un dispositivo que se coloca en el sistema nervioso central y permite a los afectados por los temblores y la rigidez retomar el control de sus cuerpos.

Así lo explicó el coordinador del programa de Neuromodulación de la Provincia de Buenos Aires, Juan Carlos Andreani, en el Congreso sobre esa especialidad que se realizó recientemente en Canadá.

En ese lugar, el experto argentino presentó el Programa, una iniciativa única en el país, que el gobierno bonaerense incorporó a hospitales públicos de la Provincia para tratar -sin costo para el paciente-, problemas como el Parkinson, pero también dolores crónicos post-infarto, de columna, o del miembro fantasma luego de una amputación.

Hasta el momento, son más de 80 los pacientes que cambiaron su vida gracias a estos procedimientos.

“Argentina está a la vanguardia en este tipo de tratamientos e intervenciones”, explicó Andreani, y destacó que la Provincia de Buenos Aires “es la primera y única en poner en marcha una red de atención especializada en hospitales públicos, pensada para ayudar a personas con dolores crónicos o enfermedades discapacitantes como el Parkinson”.

La neuromodulación es un procedimiento que mejora la calidad de vida de los pacientes con Parkinson mediante la implantación de una especie de marcapasos en el sistema nervioso.

Actualmente, el programa que coordina el neurocirujano Juan Carlos Andreani, junto a los especialistas Fabián Piedimonte y Guillermo Larrarte, tiene sede en el hospital “Alberto Balestrini” de La Matanza, uno de los centros de salud que junto con el “Simplemente Evita”, el Vicente López y Planes” de General Rodríguez y el “Evita” de Lanús realiza este tipo de intervenciones que ya ayudaron a vivir mejor a unas 80 personas.

No obstante, estos tratamientos no se agotan al realizar la cirugía sino que, a fin de aumentar su eficacia y optimizar sus resultados, el equipo médico que se completa con neurólogos, rehabilitadores, especialistas en dolor y psiquiatras, continúa con el seguimiento del paciente.

Deja un comentario

Dejanos tu opinión con Facebook

Comentarios: